En la presente nota se resumen los regímenes fiscales que pueden aplicarse a las personas que tienen la intención de iniciar su propio negocio como contratistas independientes, a fin de garantizar que las transacciones se realicen en un entorno fiscal seguro. Hay esencialmente 3 opciones:

  • Régimen simplificado para los empresarios autónomos ;
  •  Registro individual en las autoridades fiscales como persona física;
  • Creación de una empresa;

1- Régimen de autoempleo

La persona inscrita en el régimen simplificado de trabajadores por cuenta propia es reconocida por las autoridades tributarias, de acuerdo con la Ley Nº 114.13. Esta persona puede emitir facturas en beneficio de sus clientes. Las cantidades facturadas no incluyen el IVA.

Condición: volumen de negocios anual inferior a 200 000 MAD y actividad dentro del rango autorizado.
Impuestos: 1% del volumen de negocios
Formalidad de la declaración: presentación de un expediente de declaración de venta
Otros: procedimiento simplificado de registro y cancelación, exención de las formalidades contables, sin necesidad de domiciliación o alquiler.

2- Actividad profesional registrada como persona física

El empresario independiente puede obtener un número de impuesto sobre la renta (patente) y llevar a cabo su actividad profesional. Bajo este esquema, puede emitir facturas a sus clientes.

Impuestos aplicables al empresario autónomo:

  • Renta imponible sujeta al impuesto sobre la renta de las personas físicas al tipo progresivo (hasta el 38%) con una contribución mínima del 0,5% del volumen de negocios (esta contribución no puede ser inferior a 3.000 Mad).
  •  Impuesto comercial mínimo de 3000 Mad (después de 5 años de exención)
  • 20% de IVA sobre la cantidad bruta facturada. Este IVA es recuperable por el cliente en las condiciones del derecho común.

Formalidad de declaración aplicable al contratista independiente :

  • Declaración anual del impuesto sobre la renta de las personas físicas acompañada del balance de la actividad profesional;
    Declaraciones de IVA mensuales o trimestrales.
  •  Declaración del impuesto sobre los negocios

 

3- Creación de una compañía

El contratista independiente puede crear una sociedad de responsabilidad limitada con un solo accionista y facturar a sus clientes por los servicios prestados.

Impuestos :
Renta imponible sujeta al impuesto de sociedades a la siguiente tasa proporcional con una contribución mínima del 0,5% del volumen de negocios (esta contribución no puede ser inferior a 3.000 MAD)

Resultado fiscal antes de impuestos Tasa de impuestos
Menos del  300 000 10%
De 300 001 à 1 000 000 20%
Más de 1 000 000 31%
  •  Impuestos del 15% del importe bruto de los dividendos pagados
  • Patente mínima de 3000 Mad (después de 5 años de exención)
  • 20% de IVA sobre la cantidad bruta facturada. Este IVA es recuperable por el cliente en las condiciones del derecho común

Formalidad de declaración aplicable al contratista independiente :

  • Los estados financieros deben ir acompañados de declaraciones fiscales anuales (declaración de beneficios fiscales, declaración de dividendos, …).
  • Presentación del balance y de las actas de la reunión anual en el Tribunal de Comercio
  • Declaraciones de IVA mensuales o trimestrales
  • Declaración del impuesto sobre los negocios

Otros: proceso difícil para disolver la compañía si es necesario

 

Escrito por Imane BENABOUD  Manager de Impuestos

 

 

 

 

 

 

El proyecto de ley de finanzas de 2021 fue examinado y aprobado en la última reunión del Consejo de Gobierno celebrada el viernes 16 de octubre. Fue presentado inmediatamente a ambas Cámaras del Parlamento el lunes 19 de octubre por el Ministro de Finanzas.

A la espera de la publicación de una presentación resumida de las medidas fiscales previstas en el PLF 2021, puede descargarse en árabe y francés:

 

Las autoridades fiscales marroquíes permiten a las empresas que están sujetas al IVA reclamar la devolución de su crédito de IVA (resultante del hecho de que el importe del impuesto recaudado y adeudado es inferior al importe del impuesto que debe recuperarse), en ciertos casos limitados por la ley.

De hecho, algunas empresas tienen más probabilidades de estar en una posición de crédito de IVA debido a una disposición legislativa particular: las que exportan, las que compran al tipo normal y luego facturan a sus clientes exentos de IVA, o las que han hecho inversiones importantes.

No hay que olvidar que estas entidades con derecho a la devolución del IVA siguen estando sujetas a un formalismo bien definido para que su solicitud de devolución sea admisible.

A muchas empresas se les ha negado la devolución de ciertas facturas por diversas razones: ejecución de la hipoteca, IVA no recuperable por falta de fondos o de formalidad, etc.

En este artículo, presentamos consejos para aumentar las posibilidades de obtener un reembolso del crédito del IVA con una tasa mínima de rechazo.

Respetando el plazo para el reembolso del crédito del IVA:

La solicitud debe hacerse antes de que finalice el año siguiente al trimestre en el que surgió el crédito del IVA (artículo 103 del CGI). Para la solicitud de devolución de bienes inmuebles, el plazo es el mes siguiente al trimestre en el que surgió el crédito del IVA (artículo 103 bis del CGI).

Tenga en cuenta que las facturas cuyo pago se haya efectuado antes del trimestre para el que se solicita la devolución pueden ser rechazadas por motivos de ejecución si la solicitud de devolución se presenta en un plazo superior a un año a partir de la fecha de pago de la factura.

Cumplimiento de las normas sobre la deducibilidad del IVA:

Hay que prestar especial atención al tratamiento fiscal aplicable al IVA al contabilizar una factura: IVA deducible o contabilización con impuestos incluidos, especialmente en el caso de no deducibilidad del IVA (artículo 106 del Código General de Impuestos francés). Todas las facturas deben incluir también toda la información requerida por el artículo 145 del Código General de Impuestos francés, a riesgo de ser rechazadas por razones formales.

A fin de controlar el riesgo de que se rechacen las facturas, es importante aplicar controles previos eficaces y comprobar las facturas y otros documentos que respalden la información que figura en las declaraciones y los extractos elaborados por la empresa antes de presentar cualquier solicitud de reembolso.

También se recomienda velar por que la información de las declaraciones de deducciones y otras declaraciones que acompañan a la solicitud sea coherente con la información de las declaraciones periódicas del IVA presentadas por la empresa y que sea coherente con los documentos de apoyo (estados bancarios, facturas, expediente de importación, etc.).

Consistencia de la solicitud de reembolso :

Es necesario asegurar que los documentos justificativos se presenten de tal manera que faciliten el control del pago de dichas compras mediante extractos bancarios o documentos justificativos de otros medios de pago (efectivo, compensación…).

Se recomienda introducir un sistema de numeración que permita identificar las facturas a nivel de comprobantes de pago y garantizar que las facturas lleven referencias y fechas de pago.

Las facturas deben clasificarse según su naturaleza, de acuerdo con el siguiente orden, lo que garantizará la coherencia con las declaraciones del IVA :

  • Compras de activos no fijos:

       – Compras internas agrupando las compras por la tasa de IVA: 20%, 14%, 10%, o 7%.

       – Compras de importación agrupando las compras con tasas de IVA del 20%, 14%, 10% o 7%.

  • Compras de activos fijos: cantidad anual de compras nacionales y de importación, agrupando las compras por la tasa de IVA: 20% o 14%.

 

Escrito por Imane BENABOUD  Manager de Impuestos

Antes del DFL 2020, las empresas dedicadas a actividades de deslocalización se beneficiaban de las siguientes ventajas para su volumen de exportación en divisas:

  • Exención total del impuesto de sociedades durante un período de 5 años consecutivos a partir del ejercicio económico en que se realizó la primera transacción de exportación;
  • Y los impuestos a las tasas de la escala se limitan a un 17,50% más allá de este período.

La LDF 2020 modificó el régimen tributario aplicable a las empresas que realizan actividades de «deslocalización», de manera que se normalizaron los tipos impositivos independientemente del destino de los servicios (volumen de negocios local y de exportación):

Este nuevo régimen se aplica a las empresas que realizan actividades de subcontratación de servicios dentro o fuera de las plataformas industriales integradas (P2i) dedicadas a estas actividades, y proporciona :

  • Exención total del impuesto sobre la renta de las sociedades durante los cinco primeros ejercicios fiscales consecutivos a partir de la fecha de inicio de su funcionamiento;
  • Y los impuestos a las tasas de la escala con un tope del 20%, más allá de este período.

Fecha de entrada en vigor :

Este nuevo régimen fiscal se aplica a las empresas que realizan actividades de subcontratación de servicios para los ejercicios fiscales que comienzan a partir del 1º de enero de 2020.

Referencias legales :

Artículos 6 (II-B-4°) y 19 (I-A-9°) del Código General de Impuestos francés.

 

Escrito por Ali SALIM  Manager de Impuestos

 

Antes de la Ley de Finanzas 2020 (LDF 2020), las sedes regionales o internacionales así como las oficinas de representación de las sociedades que no residan en Marruecos y que tengan el estatus CFC estaban sujetas a un tipo específico en el IS del 10%, a partir del primer ejercicio en el que les haya sido concedido dicho estatus:

La base imponible de dichas entidades se determinaba de la siguiente manera:

  • En caso de haber obtenido beneficios, se retenía como base imponible la cantidad más elevada resultante de la comparación entre el resultado fiscal con la cantidad que supone el 5% de los gastos de funcionamiento de dichas sedes;
  • En caso de déficit, se retenía como base imponible la cantidad que se corresponde con el 5% de los gastos de funcionamiento de dichas sedes.

La LDF 2020  ha derogado el régimen fiscal aplicable a las sedes regionales o internacionales y a las oficinas de representación de las sociedades no residentes que tengan el estatus CFC, con el objetivo de homogeneizar el estatus fiscal de la plaza financiera de Casablanca y ello para el conjunto de empresas que hayan obtenido el estatus CFC

Todas las sociedades de servicios que hayan obtenido el estatus CFC, incluidas las sedes regionales o internacionales así como las oficinas de representación de las sociedades no residentes que hayan obtenido el estatus CFC a partir del 1 de enero de 2020, son sometidas a un mismo régimen fiscal:

  • El resultado fiscal ha de determinarse siguiendo las reglas generales del régimen fiscal de derecho común, tal y como establece el artículo 8-I del Código General de Impuestos (CGI)
    • La exoneración total del IS durante un periodo de 5 años consecutivos a partir del primer ejercicio en el que haya sido concedido el estatus CFC;
    • La imposición a un tipo específico del 15% a partir del quinto año.

 

  • La exoneración permanente del IRPF con retención fiscal en lo que respecta a los dividendos y resto de productos de participación similares obtenidos, puestos a disposición o inscritos en las cuentas de empresas que tengan el estatus CFC.

 

Medida transitoria:

Las sedes regionales o internacionales así como las oficinas de representación de las sociedades no residentes que hayan obtenido el estatus CFC antes del 1 de enero de 2020 están sometidas al siguiente régimen fiscal:

  • La imposición con un tipo específico del IS del 15%;
  • La exoneración permanente del IRPF con retención fiscal relativa a los dividendos y resto de productos de participación similares obtenidos, puestos a disposición o inscritos en las cuentas de empresas que tengan el estatus CFC.

 

Referencias legales:

Los artículos 6-I (B – 4° y C- 1°) y 19-II del Código General de Impuestos (CGI)

 

Escrito por Ali SALIM  Manager de Impuestos

Antes de la Ley de Finanzas 2020 (LDF 2020), las sociedades del sector servicios que gozan del estatus CFC se beneficiaban, para la parte de su cifra de negocios destinada a la exportación, de las siguientes ventajas:

  • La exoneración total del pago del IS, durante un periodo de 5 años consecutivos desde el primer ejercicio en el que hayan obtenido el estatus CFC;
  • La aplicación del tipo específico del 8,75% más allá del 5 año.

Esta ventaja también se aplicaba a las plusvalías mobiliarias que no fuesen de origen extranjero y que hubiesen sido obtenidas por dichas sociedades.

La LDF 2020 ha modificado el régimen fiscal aplicable al resultado fiscal de las sociedades de servicios que tengan el estatus CFC y de los dividendos distribuidos por dichas sociedades y ello de la siguiente forma:

  • El resultado fiscal resultante de la cifra de negocios fruto de la exportación y de la ventas en Marruecos es sometido al siguiente régimen fiscal :
    • La exoneración total del IS, durante un periodo de 5 años consecutivos desde el primer ejercicio en el que haya sido concedido el estatus CFC;
    • Imposición a un tipo específico del 15% a partir del 5 año;

 

  • Exoneración permanente del IRPF con retención fiscal relativo a los dividendos y otros productos de participación similares obtenidos, puesto a disposición o inscritos en las cuentas de las sociedades que tienen el estatus CFC.

 

Medida transitoria:

Este nuevo régimen fiscal se aplica a las sociedades que hayan obtenido el estatus CFC a partir del 1 de enero de 2020.

Como medida transitoria, las sociedades de servicios que hayan obtenido el estatus CFC antes del 1 de enero de 2020 quedan sujetas al régimen fiscal de antes del 1 de enero de 2020. Además, dichas sociedades pueden optar, de forma irrevocable, por el nuevo régimen fiscal. Para ello deben dirigir una demanda específica a la administración fiscal antes de que se acabe el plazo de declaración de su resultado fiscal.

Referencias legales:

Los artículos 6-I (B – 4° y C- 1°) y 19-II del Código General de Impuestos.

 

Escrito por Ali SALIM  Manager de Impuestos

La epidemia de la Covid-19 ha provocado el cese repentino de la gran mayoría de actividades económicas, hecho que ha causado la degradación de las previsiones presupuestarias iniciales: la estimación inicial de los ingresos y gastos fiscales de la Ley de Finanzas de 2020 han caído en saco roto.

Por ello, el PLFR 2020 tiene en cuenta, sobre la base de la evolución de las previsiones económicas, las primeras consecuencias presupuestarias de la Covid-19, es decir, una caída del 5% del PIB y un déficit presupuestario del 7,5%. El PLFR prevé un presupuesto rectificativo cuyo objetivo es el de tomar medidas de urgencia para mantener la actividad económica.

El presente artículo recopila las principales medidas fiscales previstas por la PLFR 2020:

  1. Medidas que neutralizan el impacto de los gastos generados por la Covid-19

El Consejo Nacional de Contabilidad (CNC) publicó el 29 de abril de 2020 la directiva Nº13 en respuesta a las demandas del Comité de Vigilancia Económica (CVE). El PLFR 2020 se propone recoger las directivas del CNC sobretodo en aquello que respecta a la posibilidad de escalonar a una tasa constante durante 5 ejercicios el conjunto de los siguientes gastos deducibles:

  • Las contribuciones o donaciones al « Fondo especial para la gestión de la pandemia de la Covid-19» ;
  • Los costes fijos soportados por las empresas durante el periodo de estado de emergencia sanitaria y que emanen directamente del descenso del nivel de actividad.

2. Medidas que reactivan ciertos sectores de actividad:

  1. Prórroga de los plazos de las convenciones relativas a los programas de construcción de vivienda social

El PLFR 2020 planea extender por 6 meses los plazos de las convenciones concluidas entre el Estado y los promotores inmobiliarios que tienen dificultades para poder completar, dentro de 5 años, sus programas de construcción de viviendas sociales.

Esta medida se aplica a las convenciones de los programas de construcción de viviendas sociales cuyo período expira entre la fecha de inicio de la emergencia del estado de salud hasta el 31 de diciembre de 2020.

  1. Exención de impuestos en la cifra de negocios cuyo pago ha sido efectuado por móvil

La Ley de Finanzas establece una deducción del 25% de la base imponible correspondiente a la cifra de negocios cuyo pago ha sido efectuado por móvil y ello en beneficio de personas físicas que dispongan de ingresos profesionales sujetos a los regímenes del IRPF “del resultado neto simplificado” o “del beneficio fijo

El PLFR 2020 propone reemplazar dicha medida por otra que no incluya en la base imponible de 5 ejercicios consecutivos la cifra de negocios cuyo pago haya sido efectuado por móvil. Para ello hay que tener en cuenta los siguientes elementos:

  • Deducción de la base imponible del IRPF de aquella parte de la cifra de negocios cuyo pago ha sido efectuado por móvil y ello en beneficio de las personas sujetas al régimen del resultado neto simplificado” o “del beneficio fijo” ;
  • La cifra de negocios cuyo pago ha sido efectuado por móvil no es tomada en cuenta para la determinación del régimen del IVA ni los baremos del IRPF a los que están sujetos los contribuyentes que opten por “el régimen del resultado neto simplificado” o del “beneficio fijo”
  • La cifra de negocios cuyo pago haya sido efectuado por móvil no es tomada en cuenta para determinar el volumen de cifra de negocios a partir de la cual el contribuyente debe abandonar “el régimen del resultado neto simplificado” o “del beneficio neto” y conformarse con la obligación de establecer un sistema contable

 

  1. Reducción del 50% de los derechos de registro aplicables a la adquisición de bienes inmuebles para uso habitacional

El PLFR 2020 prevé la reducción del 50% de los derechos de registro de las actas de adquisición de bienes inmuebles construidos y de uso habitacional siempre y cuando el precio de dicho inmueble no exceda 1 millón de MAD y ello en el periodo comprendido entre la fecha de publicación del PLFR en el Boletín oficial y el 31 de diciembre de 2020

3. Prórroga de la fecha límite de las  medidas de regularización previstas en la LDF 2020

 

El texto del PLFR prorroga y completa ciertas medidas transitorias instauradas por la Ley de Finanzas 2020:

  1. Regularización espontánea de la situación fiscal de los contribuyentes

Los contribuyentes que hayan constatado irregularidades en sus declaraciones fiscales de los años 2016,2017 y 2018, pueden presentar una declaración rectificativa antes de Octubre de 2020, en concepto de los siguientes impuestos y tasas:

  • Impuesto sobre Sociedades ;
  • IRPF ;
  • IVA ;
  • Retenciones fiscales previstas en los artículos 116,117,156 y 158 del CGI ;
  • Derechos de timbre sobre declaraciones ;
  • Tasas sobre contratos de seguro.

La declaración rectificativa permite quedar exonerado del pago de recargos, penalización por demora y de ser sometido a un control fiscal. Para ello cabe cumplir con las siguientes condiciones:

  • Presentar la declaración rectificativa en la administración fiscal antes del 1 de octubre de 2020 ;
  • Proceder al pago espontaneo de los derechos complementarios en dos transferencias iguales, la primera antes de septiembre de 2020 y la segunda antes de noviembre de 2020 ;

El PLFR 2020 prevé que los contribuyentes puedan presentar dicha declaración rectificativa y pagar los derechos complementarios mediante una única transferencia y ello hasta el 15 de diciembre de 2020.  

 

  1. Regularización de la situación fiscal de los contribuyentes en materia de ingresos inmobiliarios

 

La Ley de Finanzas 2020 permite a los contribuyentes que no hayan presentado su declaración anual de ingresos inmobiliarios, a título de los años 2016, 2017 y 2018, la posibilidad de regularizar su situación fiscal mediante la presentación de una declaración rectificativa antes del 1 de julio de 2020. En dicho caso, el contribuyente paga un 10% de la cantidad bruta de sus ingresos inmobiliarios.

El PLFR 2020 prevé extender el plazo hasta el 31 de diciembre de 2020

  1. Regularización de los activos líquidos provenientes del ejercicio de una actividad profesional o agrícola

La Ley de Finanzas de 2020 ha instaurado, excepcionalmente, una contribución para las personas físicas residentes y que posean activos provenientes de ingresos o ganancias profesionales o agrícolas y que no declarados durante el año 2020.

Dichas personas disponían de un plazo comprendido entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2020 para pagar una contribución del 5% a titulo de los ingresos profesionales o agrícolas no declarados. El PLFR 2020 propone ampliar el plazo al 15 de diciembre de 2020.

  1. Regularización espontánea de los activos poseídos en el extranjero

Las personas físicas y jurídicas residentes en Marruecos que hayan infringido la legislación cambiaria y fiscal en lo que respecta a los activos poseídos en el extranjero pueden regularizar su situación presentando antes del 31 de octubre de 2020 una declaración que destaque la naturaleza de los activos poseídos en el extranjero, repatriando divisas extranjeras y vendiendo al menos un 25% de las mismas en el mercado cambiario de Marruecos.

La declaración de dichos activos implica el pago de una contribución cuyas tasas son las siguientes:

  • 10% del coste de adquisición de bienes inmuebles poseídos en el extranjero y del importe de suscripción o adquisición de toda clase de activos financieros ;
  • 5% de las divisas repatriadas a Marruecos y depositadas en cuentas en divisa o en MAD convertibles ;
  • 2% de las divisas repatriadas a Marruecos y vendidas en el mercado de divisa en contrapartida de MAD

El PLFR 2020 propone prorrogar el plazo para acogerse a dichas medidas al 31 de diciembre de 2020

 

  1. Contribución a título de las multas relativas a los incidentes de pago con cheque

La LDF 2020 había previsto una contribución en lo que concierne a las multas relativas a los cheques impagados a fecha de 31 de diciembre 2019. Se trata de la aplicación de una tasa del 1,5% de la cantidad contenida en dicho cheque, fijada en 10 000 MAD para las personas físicas y en 50 000 MAD para las personas jurídicas.

El PLFR 2020 propone alargar dicho mecanismo de regularización fijándolo entre el 20 de marzo de 2020 y el 30 de junio de 2020.

 

Escrito por Imane BENABOUD  Manager de Impuestos

En un contexto global cada vez más competitivo acentuado por la implementación de normas fiscales internacionales vinculantes, Marruecos, como las economías emergentes, busca adaptar su sistema tributario al nuevo entorno internacional para consolidar su atractivo y la competitividad de sus negocios.

Con este fin, las empresas industriales han podido beneficiarse de una multitud de medidas excepcionales adoptadas durante las últimas Leyes de Finanzas para corregir el efecto disuasorio provocado por el derecho común : exención o reducción del impuesto sobre las sociedades, amortización acelerada, etc.

Este artículo tiene como objetivo recopilar y resumir las medidas fiscales que tienen un impacto favorable en el sector industrial.

 

Empresas industriales con un beneficio neto de menos de 100 MDH

En 2020, el tipo marginal de IS 31% se redujo al 28% para las empresas que ejercen una actividad industrial que genere un beneficio neto de menos de 100 MDH.

Una actividad industrial es cualquier actividad que consiste en la fabricación o transformación directa de materias primas en productos acabados mediante la utilización de factores de producción.

Aquellas empresas industriales que realizan simultáneamente una actividad industrial y otra actividad, la tasa del 28% y el umbral de 100 MDH mencionados anteriormente, solo se aplican a la parte de la ganancia correspondiente a la actividad industrial.

 

Atención con la acumulación de ventajas : la aplicación de la tasa reducida anterior no se puede combinar con la aplicación de amortizaciones degresivas o cualquier otra reducción. Sin embargo, la empresa se reserva el derecho de elegir el esquema de incentivos más ventajoso.

 

Empresas industriales establecidas en zonas de aceleración industrial : Las zonas de aceleración industrial (anteriormente conocidas como zonas francas de exportación se benefician de un régimen fiscal preferencial a través de:

– la exención de cinco años en el pago del IS desde el inicio de la actividad, ventaja que también se otorga a todas las empresas industriales, independientemente de su ubicación geográfica;

– La aplicación del tipo específico del 15% en materia del IS de manera uniforme a la ganancia global en lo que respecta a la facturación local y a las exportaciones a partir del quinto año de actividad;

Tenga en cuenta que antes de 2020, la tasa reducida del 8.75% (aumentada a 15% por el LF 2020) se aplicaba sólo a las exportaciones realizadas por las empresas que operan en zonas de aceleración industrial y ello por un período de 20 años que sigue a la exoneración quinquenal previamente citada.

La exención de la retención de los dividendos distribuidos por empresas establecidas en zonas de aceleración industrial y procedente de actividades realizadas en estas zonas, cuando dichos dividendos son obtenidos por personas físicas o morales que no residan en Marruecos.

 

Medidas relativas al IVA :

Las empresas ubicadas en zonas de aceleración industrial se benefician de la exención del IVA por los productos adquiridos y servicios contratados así como por el conjunto de operaciones de compraventa realizadas con empresas situadas en una zona de aceleración industrial.

 

Medidas relativas a los derechos de registro:

Las empresas instaladas en las Zonas de aceleración industrial se benefician de la exoneración de los derechos de registro relativos a:

  • Actas de constitución y de aumento de capital;
  • Adquisición de terrenos necesarios para la realización de la inversión.

 

Empresas industriales que realizan actividades reglamentadas:

Las empresas industriales que realizan actividades reglamentadas se benefician de la exención total del impuesto de sociedades durante los primeros cinco años a partir de la fecha de inicio de su actividad.

Tenga en cuenta que, en principio, esta medida es aplicable a las empresas industriales creadas a partir del año 2017.

Sin embargo, el Decreto No. 2-17-743 que establece la lista de actividades que se benefician de la exención temporal del impuesto sobre sociedades mencionado anteriormente, fue publicado en junio de 2018, hecho que genera  dudas sobre la fecha de entrada en vigor de esta medida.

 

Escrito por Imane BENABOUD  Manager de Impuestos

La Ley de Finanzas de 2019 ha instaurado la obligación de inscripción registral para las actas y  convenios que contengan el reconocimiento y/o la obligación de reembolso de una deuda.

En este sentido, la DGI confirmó en una carta circular, el sometimiento de los convenios de anticipos en la cuenta corriente de socios, escritos o verbales y sea cual sea el documento que los prueba, es decir público o privado, a derechos de registro del 1,5%. En la práctica, distinguimos los siguientes cuatro casos:

Caso de anticipos en cuenta corriente de socios Aspectos aplicativos de la inscripción registral
1.      1. Existencia de un acuerdo escrito que mencione el anticipo en cuenta corriente acordado entre el socio y la empresa mencionando la cantidad adelantada y la fecha de vencimiento 1,5% de las cantidades a las que se hace mención en las actas y/o convenciones
2.      Existencia de un acuerdo escrito de anticipo en cuenta corriente escrito entre el socio y la empresa y que además menciona cantidad adelantada pero sin especificar una fecha de vencimiento. 1,5% de las cantidades a las que se hace mención en las actas y convenciones. La mención de la fecha de vencimiento no tiene ningún impacto en el tratamiento fiscal de la inscripción registral
3.      Existencia de un acuerdo escrito entre la empresa y el socio relativo al anticipo en cuenta corriente de socios pero que no menciona ni la cantidad adelantada ni la fecha de vencimiento Cuando el acuerdo no menciona la cantidad adelantada, la Agencia Tributaria procede a su evaluación en el marco de un procedimiento impositivo de oficio. La mención de la fecha de vencimiento o de la fecha de reembolso no tiene ningún impacto sobre el tratamiento fiscal de la inscripción registral
4.      Existencia de anticipos en la cuenta corriente de socios que no han sido constatados en un documento concluido por el socio y la empresa Las partes contratantes deben, recurriendo a un inspector de Hacienda, concluir una declaración detallada con el fin de registrar el anticipo

 

Conviene precisar que las partes concernidas disponen de 30 días a partir de la fecha de la realización de la operación para completar los trámites relativos al registro. Más allá de dicho plazo, se aplicarán penalizaciones e intereses de demora.

Referencias legales

Los artículos 127-I-A-8°; 133-I-C-5°; 136-I y 228-I-2° del Código General de Impuestos

 

Escrito por Ali SALIM  Manager de Impuestos

En el contexto de la actual crisis pandémica, las medidas de protección adoptadas a nivel mundial, ciertamente beneficiosas para la salud pública, ha tenido serias consecuencias en la economía de los países, ya que muchas empresas, especialmente pequeñas y medianas, se han visto obligadas a suspender sus actividades con todas los problemas económicos que ello conlleva (interrupción de pedidos, ERTE, pérdida de facturación, aumento del nivel de deuda, incumplimiento de cláusulas restrictivas, dificultades de acceso al crédito etc.). Por lo tanto, esta situación vinculada al COVID-19 podría amenazar seriamente la continuidad de la actividad de muchas empresas.

Principio de empresa en funcionamiento

La noción de «hecho que puede comprometer el funcionamiento de una empresa», como se desprende de las disposiciones del artículo 547 de la ley 15/95 que forma el Código de Comercio, vuelve a la palestra y debe ser tenido en cuenta tanto por los directivos de las empresas como por los expertos contables.

Según las normas contables marroquíes (CGNC), en la hipótesis del «principio de empresa en funcionamiento», la empresa debe preparar sus estados financieros con vistas a continuar su actividad. En consecuencia, salvo que se indique lo contrario, la empresa debe elaborar sus estados financieros sin la intención o la obligación de liquidar su activo o reducir significativamente su nivel de actividad.

En el caso de que se cumplan las condiciones para un cese total o parcial de la actividad, “el principio de empresa en funcionamiento” dejará de aplicarse  y será sustituido por la hipótesis de la cesión o liquidación.

Rol del censor jurado de cuentas

El censor jurado de cuentas, como agente de control garante de la sinceridad de la información financiera que emana de los estados financieros de una empresa, tiene un papel de prevención importante, ya que goza de una posición privilegiada para detectar los primeros signos de deterioro de la situación empresarial. Las disposiciones del artículo 547 del Código de Comercio especifican que: “El censor jurado de cuentas, si lo hay, (…) informa al jefe de la empresa de los hechos que puedan comprometer el “principio de empresa en funcionamiento”.

El inicio de la crisis sanitaria coincidió con el período de cierre / aprobación de cuentas anuales. La alerta del censor jurado de cuentas debe contener las consecuencias económicas directas de la pandemia y especificar las razones por las cuales pondría en peligro la continuidad de la actividad de la empresa durante el ejercicio en vigor o durante los siguientes.

Finalmente, los directivos, después de un análisis específico de la situación, deben elaborar un plan de medidas para paliar las posibles consecuencias de la pandemia que pueden conducir a la puesta en duda de la continuidad de la explotación de la empresa (modificación del capital social, transformación de la forma jurídica de la empresa, ERTE, búsqueda de nuevos socios, etc.)

El censor jurado de cuentas debe :

  • evaluar los planes de acción establecidos por la dirección para poder evaluar la probabilidad del cese parcial o total de actividad, determinar si la implementación de estos planes mejorará la situación y si los planes son pragmáticos teniendo en cuenta el contexto externo e interno;
  • revisar los pronósticos de los flujos de tesorería preparados por la administración, así como evaluar la fiabilidad de los datos presentados y la justificación de la lógica adoptada para la determinación de dichos flujos.
  • evaluar la asistencia financiera y otras formas de apoyo ofrecidas por el Estado a la entidad y sus empleados;
  • evaluar las facilidades de crédito y los plazos de reembolso;

Procedimientos colectivos

Los procedimientos colectivos previstos en las disposiciones del Libro V del Código de Comercio pueden ser una solución real si se aplican en el momento adecuado.

De hecho, el libro 5 ofrece una amplia gama de procedimientos a medida para hacer frente a las dificultades comerciales:

  • Prevención externa: se trata de anticipar las dificultades de las empresas para controlarlas mejor recurriendo al presidente del tribunal, quien puede, si lo considera pertinente, nombrar un representante especial para ayudar al gerente de la empresa a encontrar soluciones para una posible recuperación (establecimiento de un diálogo entre el gerente y su personal, obtener plazos de pagos de los socios de la empresa)…

 

  • El procedimiento de conciliación: considerado como la última fase antes del inicio de los procedimientos judiciales, el procedimiento de conciliación permite a los gerentes de las empresas en dificultades encontrar soluciones amistosas simples, rápidas y discretas para la mejora de la situación de la empresa. Su principal ventaja es permitir la suspensión temporal de los procedimientos judiciales, lo que permite que el gerente que no puede pagar a los acreedores solicite al presidente del tribunal la suspensión temporal de los procedimientos iniciados por sus acreedores, lo que lo deja tiempo para preparar un plan de recuperación empresarial. Esta medida de suspensión también prohíbe cualquier posibilidad de ejecución de un embargo sobre los activos de la empresa.

 

  • Procedimiento de salvaguardia Este procedimiento está dirigido a las empresas que enfrentan dificultades que no pueden superar y que probablemente las lleven al cese de pagos. El presidente del tribunal, después de haber escuchado al gerente, nombra a los órganos procesales (un administrador y un juez comisionado), cuyo objetivo es ayudar al gerente a preparar un plan de salvaguardia que permita La recuperación de la situación de la empresa. Dicho plan de salvaguardia especifica los compromisos necesarios para mantener el funcionamiento de la empresa y los medios que permiten su financiación, así como las garantías asignadas para la ejecución del proyecto del plan de salvaguardia. El tribunal ha fijado en 5 años la duración máxima de la ejecución del plan de salvaguardia durante el cual quedan en suspenso el resto de acciones judiciales

 

  • El procedimiento de enderezamiento: abierto a solicitud del deudor, o por uno de los acreedores o por el tribunal. Permite garantizar (i) la protección del patrimonio de la empresa (tomar medidas de protección y mantener todos los actos necesarios para la conservación de los derechos de la empresa contra sus deudores y la preservación de su capacidades de producción) (ii), la continuación de los contratos vigentes (contrato de arrendamiento, prestación de servicios,…) y (iii) la transferibilidad de los derechos sociales de los gerentes.

Escrito por Imane BENABOUD  Manager de Impuestos